Sara y Carlos

Posted By On 12 Sep 2013
Sara y Daniela, observando cómo los invitados se concentran en la pinada.

Sara y Daniela, observando cómo los invitados se concentran en la pinada.

Los que nos dedicamos a ayudar a los novios en la organización de su boda, sabemos que con cada pareja, te aguardan nuevas sorpresas y experiencias. Cada pareja tiene una personalidad diferente, nunca puedes decir que lo has vivido todo y que ninguna es del montón. Pero lo que más me gusta, y lo que realmente me arrebata de mi trabajo, es encontrar ese hilo de conexión en el que captas e identificas lo que los novios quieren expresar.

De todas las parejas que he podido conocer, sólo con una no hubo esa conexión y a pesar de ello, trabajas con la misma dedicación para que todo salga bien aunque en el fondo no disfrutas haciéndolo… y te ves más como un robot que como una persona. Actúas todo lo profesionalmente que puedes pero cuando acaba la ceremonia, das gracias por poder irte…

Pues bien, la de Sara y Carlos no fue una boda, sino el entretejido de una historia de emociones e ilusiones, conjugando deseos muy diferentes con el objetivo prioritario de que gustara a todos pero sobre todo, que fuese “suya”. Una idea de boda sin artificios, espontánea y natural, con estilo y claros conceptos… definición que puede hacerse tanto de la boda en sí  como de los novios.

Sara y Carlos son así, naturales, sencillos, con las ideas claras y rezumando estilo.

Y así fue su boda. Natural, sencilla, llena de sensibilidad, personalidad y emoción, y sobre todo, suave. Desde la música elegida para el cóctel y la ceremonia, hasta la composición del menú (de Catering Tramuntana) la decoración y ambientación realizada por de Eduardo, de Eventos Armony, en la Finca Les Fanecaes, en Biar, hasta el celebrante (¡hola, querido Vicent!), pasando por los amigos y amigas de los novios, todo fue armónico y elegante.

Sus familias, colaboradoras, respetuosas, confiadas. Un encanto de familias totalmente diferentes, pero totalmente auténticas.

Sara y Carlos querían una boda alejada de los stándares, sin convencionalismos. Una boda con su sello personal, en la que al vivirla, todos los que les conocieran dijeran enseguida “¡son ellos!”, porque su personalidad y estilo estuviera plasmado en todo. Y parece que lo conseguimos…

Y aquí os dejo imágenes, que os voy comentando.

La ceremonia se celebró en la pinada de la finca, que cuenta además con muy buenos accesos y aparcamientos, además de, al tratarse de un hotel rural con encanto, la finca al completo y sus habitaciones las ocuparon familia y amigos durante todo el fin de semana.

IMG_1469_new

El plano de mesas, situado en el acceso, con las mesas identificadas con nombres de plantas aromáticas, hechas con papel aceitado y pequeños toques de humor…

IMG_1433_new

IMG_1432_new

IMG_1431_new

IMG_1430_new

El color elegido para los elementos principales de la boda, fue el favorito de la novia, el malva. Color estupendo para el mes de junio y para el enclave, porque abundaban lavandas y romeros en flor. Elegimos manteles de arpillera en color tostado, y cubremanteles con discretas flores en malva para unas mesas y para otras manteles blancos con  caminos de mesa de saco y arpillera y a las sillas, sencillas de tijera en madera, les pusimos cojines en malva.

prueba_new

Las mesas se dispusieron con formas y tamaños diferentes. Así, se agruparon a los invitados por criterios de proximidad, y se pusieron tantos cubiertos como se requería. Si los amigos son 26, pues se monta una mesa de 26… el resultado final, lejos de ser caótico o desordenado, provocó todo lo contrario. Había una armonía general, todos los que querían estar juntos lo estaban…

IMG_1484_new

Así, se montaron mesas cuadradas, redondas, rectangulares…  La mesa de los novios era de 18 personas. Padres, padrinos, hermanos, hermanas, parejas de éstos… la familia más próxima. Los novios, en presidencia francesa, en un lateral de la zona, desde donde podían ver a todos los invitados.

IMG_1489_new

Aquí podéis ver mejor la distribución final. Los novios, en la mesa rectangular de la izquierda. A los lados, sendas mesas cuadradas, en el frente, 3 mesas redondas y formando aspa alrededor de éstas, las mesas rectangulares.

IMG_1483_new

IMG_1482_new

IMG_1453_new

IMG_1451_new

El montaje de mesas, Eventos Armony y el menú, de Catering Tramuntana.

IMG_1452_new

IMG_1449_new

IMG_1440_new

Los centros de mesa a base plantas naturales, peonías, paniculatas, y otras de filosofía silvestre, como alegrías, lavandas, romeros, margaritas, kalankoes, hierbabuenas, mentas, alábegas …dentro o fuera de jaulas, troncos y raíces, quinqués, faroles y velas que dieron un especial encanto a la cena…

IMG_1424_new

IMG_1426_new

IMG_1427_new

IMG_1423_new

IMG_1422_new

IMG_1414_new

IMG_1415_new

IMG_1418_new

Eventos Armony montó diversas zonas de descanso a ambos lados de la pista de baile y la barra de bebidas que se ofreció tras el banquete. Los toques árabes las integraban perfectamente en la cultura y tradiciones del entorno, con gran arraigo a las fiestas de Moros y Cristianos.

IMG_1450_new

IMG_1448_new

IMG_1444_new

IMG_1443_new

IMG_1441_new

IMG_1439_new

Los zapatos de Sara eran del El Tocador de la Novia.

IMG_1438_new

El ramo, maravillosamente natural, con unos girasoles atados con rafia.

IMG_1436_new

El vestido, teñido a mano con cáscara de nuez.

En la pinada, una sencilla ambientación perfectamente integrada en el espacio, hacía que todo tuviera un ambiente cálido, fluido, natural…

IMG_1465_new

Colgados en cestas a la entrada de la ceremonia, confetis y arroz para todos.

IMG_1464_new

Un micro de pie de uso exclusivo de los lectores (para tener las manos libres el que no pudiera prescindir de las chuletas). El oficiante, un micro de diadema, para poder moverse con libertad.

IMG_1463_new

IMG_1462_new

Como siempre es propuesta de TuBodaEsÚnica, los novios, en una banqueta mirando a sus invitados ¡imprescindible el contacto visual! y ¡cómo gusta a todos ver la cara de los novios!. Los padrinos, padres y la pequeña dama de honor, en ángulo para ver y ser también, vistos.

IMG_1461_new

IMG_1460_new

IMG_1459_new

IMG_1458_new

IMG_1457_new

IMG_1456_new

IMG_1455_new

IMG_1454_new

¡Y por fin llega el momento!

IMG_1471_new

Carlos y mamá

prueba2_new

Y tras el banquete, no podían faltar las maravillosas tartas hechas por las tías de Sara, riquísimas y que se acabaron en un pispás, junto a las galletas también elaboradas por María Luisa, y que volaron con las chuches!!

Los dulces no se sirvieron por camareros en las mesas, sino que los invitados se acercaban a la exposición en modo self service y elegían ellos mismos cuánto, de cuántos, y cuántas veces. Un modo divertido, que dio mucha conversación y risas a todos, con las detalladas notas y explicaciones verbales de María Luisa, un encanto de señora que quedó cubierta de halagos y enhorabuenas por su magníficas recetas.

IMG_1497_new

IMG_1495_new

IMG_1494_new

IMG_1493_new

IMG_1492_new

En primer término, una colaboración especial de la preciosa Daniela, dibujo representando a los novios hecho por ella misma (5 añitos nada más!!)

IMG_1491_new

IMG_1490_new

Y de viaje de novios, un safari por África… !!

KONICA MINOLTA DIGITAL CAMERA

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *