Matilde y Gregorio

Si celebrar una primera boda es un derroche de ilusión, imaginaos lo que es celebrar que hace 50 años que eso sucedió. Las Bodas de Oro son fiestas emocionantes, primero por la ternura que produce ver que durante 5 décadas, el amor no sólo ha perdurado, sino que además ha crecido y se ha convertido en un modo de vida, en una unión tan profunda e íntima de la pareja que se respira pura complicidad, con el amor más puro y sólido. Y en segundo lugar, porque están rodeados de sus hijos, sus nietos, y en muchos casos, también de sus biznietos.

Esto es un ejemplo para todos ellos de que amar para siempre, existe.

“Cómo han pasado los años”, canción de Rocío Dúrcal fue el hilo conductor de toda la celebración, y con una identidad floral, intensa y muy personal, elegida por su hija Yrene y acorde a la personalidad de sus padres, decoramos tanto papelería como espacios.

Cómo han pasado los años
cómo cambiaron las cosas
y aquí estamos lado a lado
como dos enamorados
como la primera vez

Cómo han pasado los años
qué mundo tan diferente
y aquí estamos frente a frente
como dos adolescentes
que se miran sin hablar

Si parece que fue anoche
que bailamos abrazados
y juramos un “te quiero”
que nos dimos por entero
y en secreto murmuramos
“nada nos va a separar”

Cómo han pasado los años
las vueltas que dio la vida
Nuestro amor siguió creciendo
y con él nos fue envolviendo

Habrán pasado los años
pero el tiempo no ha podido
hacer que pase lo nuestro

Matilde y Gregorio son increíbles! Alegres, compenetrados, tiernos, protectores uno con el otro y además, muy muy divertidos. Pedazo de baile sin fin que se marcaron al entrar en el banquete al ritmo de “No puedo quitar mis ojos de ti” con las voces de Raphael y Alaska!

Ubicación: Restaurante La Masía de Chencho

Flores: Floristería Mary

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Leer más sobre esto

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *