La novia y su padrino. Ensayo general de la boda.

Hablábamos en otro post sobre cómo se coge del brazo correctamente. Todo lo que decíamos allí es válido también en este caso, pero con matices.

La novia lleva un vestido más complicado y pesado, por lo que el padrino debe esmerarse en la forma de caminar y en la velocidad. Serán los más importantes de la ceremonia, por lo que todas las miradas estarán fijadas en ellos.

La novia va cogida del brazo izquierdo del padrino, y en su mano izquierda lleva el ramo. Éste, independientemente de su tamaño, no debe rebasar, en altura, la cintura de la novia. Esto quiere decir que la mano debe quedar, aproximadamente, a la altura de su cadera. El ramo se lleva ligeramente inclinado hacia el padrino, cuidando de que no quede vertical para evitar el efecto vela.

Si la novia necesita sujetar la falda para subir escaleras, por ejemplo,  necesitará soltarse del padrino, por lo que éste, o bien la “sujetará” suavemente por la espalda o el brazo, cogiéndole el ramo si es preciso, o la novia se lo dará a su Dama de Honor.

Esta es una foto que no nos gustaría tener de nuestra boda. Novia, padrino y pajes apiñados; no tienen espacio para caminar ni el fotógrafo para hacer bien su trabajo; ella, además, se “agarra” excesivamente del padrino, dando por la espalda, un aspecto nada elegante.

La novia, debe caminar despacio, se ha de lucir. Sonríe y mira a sus invitados, pero especialmente ha de mirar hacia el altar donde ya le espera el novio. Por mucho que pese el vestido, no mirará hacia el suelo, porque las damas cuidarán de que todo esté correctamente colocado.

Se ha de disfrutar de este recorrido, como cuando sabemos que tenemos, esperándonos, un maravilloso pastel en la nevera que nadie nos quitará!!

En la primera foto, MariCruz con su padre y padrino llegando a la Parroquia de San Juan Bautista, en Cox, en una bonita tradición. La comitiva acompaña a pie a la novia, desde su casa, hasta la Iglesia. La fotografía es arte de Javier Berenguer.

En la segunda, Alicia ha subido las escaleras que conducen a la Iglesia, dando su ramo a una de sus Damas, que se lo devolverá antes de entrar.

En la tercera, la novia de Alberto Contador y su padre. ¿Quién lleva a quién?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Leer más sobre esto

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *