La novia y su padrino. Ensayo general de la boda.

Posted By On 23 Oct 2012

Padrino estirando de la novia. Ella parece decirle: ¡más despacioooo!”

Hablábamos en otro post sobre cómo se coge del brazo correctamente. Todo lo que decíamos allí es válido también en este caso, pero con matices.

La novia lleva un vestido más complicado y pesado, por lo que el padrino debe esmerarse en la forma de caminar y en la velocidad. Serán los más importantes de la ceremonia, por lo que todas las miradas estarán fijadas en ellos.

La novia, va cogida del brazo izquierdo del padrino, y en su mano izquierda lleva el ramo. Éste, independientemente de su tamaño, no debe rebasar, en altura, la cintura de la novia. Esto quiere decir que la mano debe quedar, aproximadamente, a la altura de su cadera. El ramo se lleva ligeramente inclinado hacia el padrino, cuidando de que no quede vertical para evitar el efecto palo.

Si necesita sujetar la falda para subir escaleras, por ejemplo, no la debe “agarrar” con toda la mano, sino cogerla con los dedos pulgar, índice y corazón… es un vestido que transmite elegancia, vaporosidad… no es un saco de patatas.

La novia de Alberto Contador y su padre. ¿Novia o camionero? ¿Quién lleva a quién?

La novia camina despacio, se ha de lucir. Sonríe y mira a sus invitados, pero especialmente ha de mirar hacia el altar donde ya le espera el novio. Por mucho que pese el vestido, no mirará hacia el suelo, porque las damas cuidarán de que todo esté correctamente colocado.

Se ha de disfrutar de este recorrido, como cuando sabemos que tenemos, esperándonos, un maravilloso pastel en la nevera que nadie nos quitará!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *