Elegir el ramo de novia

Hola, me caso en abril y tengo el vestido de novia muy claro pero con el ramo tengo muchas dudas, ¿de qué tendría que guiarme? gracias, Marijose.

 
Hola Marijose. Para hacer un ramo a una novia has de tener en cuenta algunos factores iniciales:
  • si la boda es por la mañana, por la tarde o por la noche. Una boda por la mañana parece que pide más colorido, frescura… y por la noche puedes introducir más fantasía, e incluso brilli-brilli si tu vestido lo permite.
  • época y lugar. No es igual casarse en el campo que en el mar, ni es lo mismo casarse en primavera que en otoño.
  • color del vestido de la novia (si el vestido es blanco, crudo en sus diferentes tonalidades, de otro color… el ramo deberá estar en sintonía con eso. Si en el ramo usas unos colores blancos y el vestido es crudo, se acentuará la intensidad del color del vestido y parecerá más oscuro. Hay que valorar si se desea o no este efecto.
  • estilo del vestido. No es igual si es moderno (traje chaqueta, novia civil, novia muy joven, novia más madurita, falda corta, larga, mucho escote, sin escote, con larga cola, sin ella, con velo y tipo del mismo; si es de tul o de blonda, si es de organza….)
  • altura y edad de la novia. No es igual si la novia es muy joven y bajita, o muy alta y joven, o muy bajita y mayor…
  • cómo va vestido el novio. Si su traje es oscuro, claro, chaqué…. Has de imaginar el conjunto completo, no pensar en el ramo en solitario.

Pero lo primero y fundamental, son los gustos de la novia. Por la experiencia que tengo, se parte siempre de ahí, si bien en un 95% ninguna novia acaba haciéndose el ramo que había pensado en un principio.

Has de tener en cuenta que no sólo está tu ramo. Tienes que pensar en el prendedor del novio y del padrino, y del/la niñ@ si algun@ te va a llevar los anillos y las arras. El novio y el padrino suelen llevar en el ojal flores de tu ramo. Imagina la foto de conjunto: tú con un ramo de rosas, por ejemplo, y ellos con una cala. Es un detalle tonto pero muy importante; debes pensar en la boda como un conjunto de todo; no de cosas aisladas, y ese conjunto debe resultar armónico y agradable a la vista, porque de forma inconsciente estás metiendo por los ojos de todos una visión donde todas las piezas encajan, y eso sin pretenderlo directamente da una sensación de armonía y equilibrio.

Tu florista será el mejor consejero, confía en su profesionalidad.

En la fotografía, yo misma muy mona gracias a la maestría de DobleExposición, con el ramo de Patricia,

 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Leer más sobre esto

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.