¿Cómo nos cogemos del brazo? El ensayo general de la boda.

Alberto Contador y su madrina, o la exaltación de alegría que provoca unas fotos poco estéticas.

Hay muchos momentos en que hombres y mujeres se cogen del brazo, normalmente para caminar por la calle. Pero en una boda, no se trata de sujetarse para provocar un roce familiar, sino que somos parte de la celebración.

Es algo parecido a si desfiláramos por una pasarela. No es lo mismo que caminar por la calle ¿verdad?.

No obstante, un consejo: nunca perdamos la naturalidad. Seguramente la fotografía con que ilustro este post, se haya tomado durante un segundo y no refleje el momento tal como fue; probablemente irían cogidos del brazo  y durante un momento se produjo ese movimiento, pero he querido poner esta foto para que fuera lo suficientemente explícita respecto a lo que explico.

COSAS QUE DEBEMOS SABER PARA COGERNOS DEL BRAZO.

Cuestión general: siempre es la mujer la que se coge del brazo del hombre.

Las señoras:

  1. El señor no se va a ir. No tenemos que agarrarlo, sino posar nuestro brazo sobre el suyo.
  2. Pasamos nuestro brazo derecho por debajo del izquierdo suyo, a la altura de su codo, y posamos la mano sobre su antebrazo como si quisiéramos enseñar los anillos.
  3. El bolso se lleva en la otra mano. Será pequeño, y seguramente no llevará cadena ni tirante, por lo que lo sujetaremos con toda la mano, dejando colgar el brazo de forma natural. Es decir, no lo llevaremos pegado al cuerpo, sino que seguiremos el movimiento de nuestro cuerpo al caminar, de forma acompasada, y sin aspavientos, no vayamos a parecer tampoco un soldado.
  4. Guardaremos una distancia de al menos un palmo entre el cuerpo del señor y el nuestro, de forma que podamos caminar cómodamente y nuestro vestido ni se roce ni se enrede con sus piernas. Esto nos permitirá también apoyar los pies con más seguridad.
  5. Los pies y los zapatos. Seguramente los estrenamos, así que es importante y conveniente que en el ensayo general nos los pongamos. Así podremos valorar correctamente cómo vamos a caminar, sobretodo según cómo sea el pasillo de la iglesia. Puede ser empedrado, con lo que, aunque se tape con moqueta, seguirá siendo irregular, y en cualquier caso, un tacón que no acostumbremos nos puede jugar una mala pasada. Así que caminaremos apoyando todo el pie y aprovechando el punto de apoyo que nos proporciona nuestro acompañante.

Los señores:

  1. Sus piernas son mas largas, y lleva zapato plano. Así que deberá tener en cuenta que la señora camina más despacio, da las zancadas más cortas y además lleva tacones.
  2. Debe mantenerse a su misma altura de paso, y para evitar dar zancadas más cortas y parecer tontín, lo que ha de hacer es caminar más despacio. Es decir, mover las piernas con más lentitud.
  3. Su brazo, del que irá ella cogida, no irá rígido ni en 90º. Los dedos de la mano, que irá ligeramente abierta (no en puño cerrado ni abierta como para dar un tortazo), deben quedar a la altura de su ombligo. No estará pegado a su cuerpo, sino ligeramente separado.
  4. El otro brazo, caerá con naturalidad a lo largo del cuerpo. No irá, por supuesto, metido en el bolsillo ni sujetándose la chaqueta ni nada parecido.

De la novia y su padrino hablamos en otro post ¿de acuerdo?.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Leer más sobre esto

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.